Blog de Carmelo Sierra

De la reflexión al resultado

Cómo conseguir Consejos de Administración de Alto Rendimiento

consejos-administracion-rendimiento-1

La mejor definición que conozco de qué es un Líder es la frase que dice Warren Bennis “El líder es aquel que es capaz de transformar la visión en realidad”, pues bien, en esa transformación de la visión, en esa verdadera ejecución de la estrategia tiene mucho que ver que la Estrategia descienda desde el Consejo de administración hacia el consejero delegado o director general, el comité de dirección, los equipos y hasta el cliente y vuelva la información a la inversa desde el cliente hasta llegar de nuevo al Consejo de Administración.

Hoy me quiero centrar en este último órgano que en muchas ocasiones, en diversas empresas, de diferentes tamaños y sectores, empresas familiares, pymes, etc, se obsesionan con cumplir diversas normativas legales, pero no son operativos; son demasiado pasivos y ajenos a lo que ocurre alrededor, en la gestión de la empresa, con los colaboradores de la empresa y por supuesto con el cliente.

Por ello, la clave es que exista una clara coordinación entre el consejo de administración y el equipo de la gestión, y al igual que en la gestión hablamos de equipos de alto rendimiento, un Consejo de Administración también debe funcionar como un Equipo de Alto Rendimiento, con perfiles competentes, cooperativo, coordinado y centrado para conseguir y controlar los objetivos estratégicos y operativos de la empresa.

Lo primero que deben hacer las empresas, en especial las empresas familiares, es saber diferenciar claramente cuál es el papel del Órgano de Administración y cuáles son sus funciones, diferenciándolas bien de las de un Comité de Dirección. El Consejo de Administración debe trabajar por Maximizar el valor de la empresa a largo plazo y por controlar el funcionamiento general de las actividades de la misma con una visión de incrementar el patrimonio.Y entre sus principales funciones destacan:

1.Definir la Estrategia Global de la Empresa

2.Establecer una Política Presupuestaria y de Objetivos.

3.Aprobar las principales Líneas y Planes de Negocio, y los Criterios de Inversión y Desinversión.

4.Identificar y controlar los principales Riesgos de la/s Empresa/s e implementar y supervisar los sistemas de auditoria interna y externa.

5.Analizar la Evolución de la/s Empresa/s a través de los Balances y Cuentas de Explotación.

6.Aprobar los Presupuestos Anualesy las nuevas líneas de negocio.

7.Autorizar la Política Retributiva de la/s Empresa/s.

8.Aprobar los cambios importantes de la Estructura Organizativa.

9.Supervisar el proceso de comunicación y Política de Información.

Como nos podemos imaginar, formar parte de un Consejo de Administración es una responsabilidad muy grande, pues las decisiones que se deben tomar son de gran calado y son indelegables. Sin embargo, repito lo dicho anteriormente, en bastantes ocasiones los perfiles de muchos Consejos no son los más idóneos y también deberían hacerse con más frecuencia “Evaluaciones de dichos Consejos” como se hacen Evaluaciones de desempeño en los equipos de la gestión.

Me permito describir una escala de menor a mayor grado de participación y compromiso en los Consejos de Administración:

1.-El Consejo Pasivo: Funciona según el criterio del CEO o Director General y ratifica las preferencias del equipo de gestión

2.-El Consejo que Certifica: Está informado sobre el rendimiento actual de la empresa, designa miembros externos del consejo para evaluar al CEO, está dispuesto a cambiar al equipo de gestión con el fin de ser creible para los accionistas.

3.-El Consejo Activo: Participa en la toma de decisiones sobre temas clave, proporciona ideas, asesoramiento y apoyo al CEO y al equipo de gestión, realiza debates bidireccionales con los equipos de gestión y define el papel de los consejeros

4.-El Consejo Comprometido y de Alto Rendimiento: Celebra reuniones frecuentes e intensas, con una sistemática y metodología muy clara, toma decisiones claves que el equipo de gestión pone en práctica rápidamente, supervisa y controla regularmente la Gestión, identifica riesgos y las posibles amenazas, reconoce y asume sus responsabilidades, implicándose en los logros a alcanzar y promueve los valores éticos de la empresa.

Uno de los aspectos más importantes en la Valoración del funcionamiento de un Consejo de Administración es definir claramente las Tareas que deben desarrollar sus Consejeros, analizar el Compromiso deseado con dichas tareas y compararlo con el Compromiso real.Entre estas Tareas para analizar dichos Compromisos, podemos destacar:

-Estrategia: Dirección, Planes, Implementación

-Transacciones Estratégicas: Inversiones, Fusiones, Adquisiciones

-Operaciones: I+D+i, Fabricación, TI

-Recursos Humanos y Organización: Liderazgos, Remuneraciones, Cultura corporativa

-Gestión Financiera: Control, Dividendos, Informes

-Riesgo: Gestión, Auditorías

-Comunicación Externa: Marca, Leyes, Normativas

-CEO: Efectividad, Valoración, Sucesión

-Gobierno Corporativos: Perfiles de los Consejeros, Asesores externos, Evaluación

Cuando tenemos que analizar un Consejo, finalmente se acaba valorando los perfiles del Consejo.Entre las características a valorar para conseguir un Consejo de Alto Rendimiento se tendrían que valorar las siguientes:

-Conocimientos de áreas clave de cada Consejero: Estrategia, Finanzas, Sector, Riesgo, Negocio

-Rol del Consejero: interactúa con el resto, se prepara bien la sesión, escucha, es constructivo, se compromete en sus deliberaciones y acciones posteriores

-Calidad de las aportaciones de cada Consejero: Perspicaz, Curioso, Lógico, Persuasivo, Valioso

En general el 75% de las Empresas no realizan ninguna evaluación del Consejo y de sus Consejeros, sin embargo, en un mundo como el actual, cada vez más competitivo y donde la presión es mayor por conseguir resultados rentables y sostenibles, los Consejos deben valorar qué Consejeros necesitan ayuda, cuáles no deberían continuar en el cargo y en qué asesores externos deberían apoyarse para tener mayor independencia y aportar valor al Consejo.

Finalmente quiero acabar este post con la importancia de disponer de la información adecuada en el Consejo.Un Consejo puede vivir en la ignorancia teniendo demasiada poca información, la otra es proporcionarle demasiada, así que la clave es tener la justa y necesaria para no caer en la parálisis por el análisis.Y recordemos la frase “Ignorantia juris non excusat” “la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento”. Estar en un Consejo es ante todo una gran responsabilidad