Blog de Carmelo Sierra

De la reflexión al resultado

Cómo fomentar la creatividad en la empresa familiar

creatividad-empresa-familiar-1

Cuántas veces hemos escuchado aquello de “renovarse o morir”. “es que siempre se ha hecho así”, “es que somos una empresa familiar y los cambios son lentos y no tenemos los recursos para poder hacer los cambios que se requieren”.Esto es una limitación en los paradigmas mentales que muchas veces no nos dejan ver más allá.Cuando hablamos de creatividad inmediatamente vienen a la mente aspectos tecnológicos, la inversión en I+D+i, y es entonces cuando hay que hacer un reset y pensar que la creatividad no es otra cosa más que la capacidad de introducir algo nuevo en la empresa, la capacidad para pasar de la reflexión a la acción.Seguramente la I+D+i (Investigación, Desarrollo, innovación) hay que cambiarlo por Imaginación, Dedicación e ilusión.Son ingredientes claves para introducir cualquier cambio en la empresa, sea ésta, familiar o no.

Pero entonces la pregunta que nos hacemos es ¿cómo se puede fomentar la creatividad de cada individuo de la empresa y del equipo en general?.La respuesta es que se puede trabajar “para que” haya creatividad en la empresa y fijémonos muy bien en el término “para qué” ya que ahí esta la clave.Si conseguimos que cada una de las personas de la organización tenga en su mente “un para qué, un propósito común a todos” ahí estará la clave para conseguir que en la empresa se respire creatividad.

Antes de ir al trabajo en equipo, que puede tratarse en otro post, comentemos algunas de las capacidades que individualmente cada uno debería trabajar por si mismo para conseguir el objetivo final de la creatividad “transformar un pensamiento en una acción y que esa acción aporte un valor añadido diferente al ya existente en la empresa”

La primera capacidad sería el Tesón. Para entender mejor que es esto del tesón veamos en qué consiste:

-Analizar la realidad que nos rodea dentro de la empresa, en aquellos ámbitos donde podamos después influir con nuestros conocimientos.

-Definir en primer lugar cuál es el problema que hay que resolver(en la empresa siempre hay multitud de problemas, y los problemas no se evitan, los problemas se afrontan)

-Buscar información en el entorno de todo tipo y que creamos nos puede ayudar a encontrar una posible solución al problema en cuestión

-Generar alternativas de solución y digo alternativas no sólo una única alternativa

-Desarrollar un plan de acción concreto con las 2 ó 3 que elijamos

La segunda capacidad es la Confianza. La confianza que debemos tener en nosotros mismos para:

-Tomar Riesgos

-Fomentar la cultura del error (como dijo Edison, “no he fracasado, sino solo he conseguido saber 1000 maneras distintas de cómo no hacer una bombilla”)

-Dedicar Tiempo para pensar.Gran parte de nuestro día lo dedicamos a tareas puramente ejecutivas.Tiene que haber tiempo para todo, incluido para pensar y reflexionar.

La tercera capacidad es la Ilusión y para ello:

-Hay que preguntarse el Por qué y el Para qué hacemos lo que hacemos.Tener un foco, una visión por la que luchar.

-Buscar la utilidad de nuestra idea (si lo que pensamos y hacemos no va a ser útil, habrá sido una idea fantástica pero en la empresa se valora lo que se palpa, lo que se utiliza, lo que aporta valor)

En las empresas familiares uno se encuentra de todo, desde una primera generación muy conservadora y que le cuesta aceptar los cambios que propone la siguiente generación, hasta una primera generación tremendamente visionaria y donde la siguiente generación está demasiado acomodada.En cualquier caso, solucionar aspectos como el tránsito y el relevo generacional, consensuar una estrategia empresarial y familiar entre generaciones para el futuro y afrontar los conflictos que a menudo aparecen intra e inter generacionalmente, ayudan a que en la empresa familiar se respire un ambiente de mayor creatividad e innovación, por que además, si algo he podido ver en todas las familias empresarias con las que he trabajado, ha sido, que en ellas ha reinado la Imaginación, Dedicación y mucha ilusión por hacer las cosas bien.

Recordemos, gente en el mundo con ganas de hacer cosas hay mucha, gente con ideas, también hay mucha, pero las personas que mueven el mundo son las personas que tienes esas ideas, asumen responsabilidades y pasan a la Acción. Sin Acción no hay Resultados.