Blog de Carmelo Sierra

De la reflexión al resultado

¿Por qué tengo que desarrollar una Estrategia si estoy en una Empresa Familiar?

transformar-empresa-familiar-xs

Siempre se habla de que estamos en un mundo cambiante y tremendamente competitivo con incertidumbres y todo va a una velocidad enorme donde las empresas tienen que innovar, renovarse o sino mueren. En este contexto también se encuentran las Empresas Familiares, por supuesto, y éstas tienen un trabajo doble porque tienen que pensar, o mejor dicho, diseñar, formular e implantar sus estrategias en sus dos ámbitos, el de la Empresa y el de la Familia.

Cuántas veces me ha dicho el padre fundador de la empresa -es que mi empresa es como un hijo y también requiere de su plan al igual que se hace crecer y evolucionar a mis hijos- Por supuesto y es algo perfectamente asumido que una empresa requiera de un Plan Estratégico, pero la familia también requiere de su Plan Estratégico donde se configure un equilibrio entre ambas instituciones, la Familia y la Empresa y una vez más es importante el Qué hay que hacer, pero mucho más importante es el Cómo se hace. No debemos olvidar que una familia empresaria implica muchos miembros, distintos criterios y necesidad de un interés común. Debe afrontar sus problemas con decisión, consideración y claridad.

Hay que dedicar recursos y medios, tener paciencia e ilusión, poseer una perspectiva a largo plazo fundamentada en las realidades diarias y en los valores, tener bastante diplomacia “mano izquierda” para afrontar las nuevas situaciones que se darán con el fundador y los sucesores e implementar nuevos propósitos.

En muchas ocasiones las familias empresarias se encuentran con dificultades para implantar nuevos propósitos que aporten valor a la empresa familiar, ya que hay hábitos negativos adquiridos que cuestan modificar.

En la empresa los órganos que se creen (Consejos de administración, Consejos Consultivos, Consejos Asesores, Comisiones Ejecutivas, Comités de Dirección) que dependerá del momento en que se encuentre la empresa deberán garantizar la sostenibilidad y la rentabilidad de la empresa con su supervisión y control y con sus decisiones estratégicas y organizativas.

En la familia deberá ser el Consejo de Familia el órgano que garantice la armonía familiar y vele para que los valores como generosidad, comprensión, compromiso, paciencia, humildad perduren en el tiempo en la Familia y en la Empresa. También se producirán algunos contravalores como el orgullo, incomunicación, resentimiento, envidia, egoísmo que habrá que estar muy atentos para en el momento que surjan afrontarlos con determinación, pues son obstáculos con los que hay que luchar para implantar Estrategias que favorezcan la continuidad de la empresa y de la familia