Blog de Carmelo Sierra

De la reflexión al resultado

Las “13 C’s” en la gestión de equipos

gestion-de-equipos-1

Hagamos una breve mención de 13 Factores a llevar a cabo, todos ellos interrelacionados, para conseguir un equipo de alto rendimiento y cohesionado.

  1. Comunicación: desde lo que el emisor quiere decir hasta lo que el receptor comprende, acepta y ejecuta hay muchas interferencias que son necesarias ajustar. La comunicación más que un proceso idiomático, es un proceso interpretativo. Debemos tener presente que lo que se transmite con más precisión no es lo que se dice, si no cómo se dice y qué se siente cuando se dice.
  2. Calidad: no la mide la empresa, la mide el cliente con su satisfacción y ésta será mayor en tanto y cuanto la empresa cumpla con tener el producto adecuado, sin roturas, sin problemas, en el lugar adecuado, cuándo lo quiera el cliente y al precio adecuado. Por supuesto, todo ello con una gran claridad en la información y en la relación con el cliente. Para conseguir todo esto, la empresa tiene que tener capacidad para innovar y desarrollar, para reducir tiempos y costes y para controlar procedimientos.
  3. Cliente: el motivo principal por el que trabajamos y por conseguir su sonrisa. Para conseguirla entre todos los departamentos debe haber coordinación, para que la información fluya adecuadamente entre todos ellos, desde el diseño del producto hasta la venta al cliente, sin descuidar el servicio postventa y por supuesto la logística inversa.
  4. Conocimiento: debe gestionarse para convertirse en el principal activo de la organización. Sustenta el poder de la empresa y su capacidad para influir en los objetivos que se proponga.
  5. Crecimiento:la empresa debe crecer de un modo sostenible y éste debe ser integral: sostenibilidad económica y rentable + sostenibilidad social + sostenibilidad ambiental. Todo ello envuelto por un…
  6. Comportamiento: ético.
  7. Competencias: forman parte del “poder” realizar una función. La falta de ellas, dará como consecuencia una declaración de buenas intenciones pero no una acción eficaz. Se ponen de manifiesto cuando se ejecuta una tarea o se realiza un trabajo. Algunas son innatas y otras se pueden adquirir.
  8. Competitividad: no solo entre las personas, sino entre empresas y la diferencia viene marcada por sus personas, sus procesos, sus engranajes que mueven la estructura organizativa.
  9. Compromiso: ¿de quién…? ¿de la empresa con el cliente? ¿de la empresa y sus directivos con el colaborador? ¿del colaborador con su empresa? ¿del colaborador con su jefe?…. y así podríamos seguir diciendo muchos tipos de compromiso, el afectivo, porque se quiere y se desea, ya que es el mejor lugar para trabajar, el continuista, porque no se tiene otra opción, etc, etc. En cualquier caso debemos distinguir entre estar tan solo implicado con un proyecto y estar verdaderamente comprometido hasta el final. Hay una sutil diferencia, pero para que haya compromiso, ambas partes, sean las que sean, deben poner de su parte.
  10. -Cultura: desarrollar y transmitir interna y externamente los principios básicos (el sentido de la organización, la misión, los valores y políticas generales) de un modo coherente.
  11. Cambio: en general se tiene resistencia al cambio ya que el futuro es desconocido e incierto. Para aceptar los cambios es necesario “apertura mental” y “capacidad de adaptación”.
  12. Confianza: el factor más importante. No te la dan. Hay que ganársela. Una vez perdida por el motivo que sea es difícil recuperarla.
  13. Cohesión: el objetivo final, porque si se consigue, existirá un sentimiento de equipo y sus miembros se sentirán orgullosos de pertenecer al mismo, prevaleciendo el bien del equipo por encima del individual.

Pero el milenio continúa y puedes seguir añadiendo factores que empiezan por “C” para gestionar eficientemente Equipos y transformar la realidad que te rodea con:

carisma, claridad, competencia, complementariedad, concentración, colaboración, constancia, concreción, certeza, lenguaje corporal, control, cuantitativo, cualitativo, reconocimiento, celebración…

Ten en cuenta el famoso axioma de Albert Einstein:

“Ningún problema puede ser resuelto por el mismo nivel de consciencia que lo creó”.