Blog de Carmelo Sierra

De la reflexión al resultado

¿Es eficaz un interim manager en la empresa familiar?

inteim-manager

El término Interim Manager es un término anglosajón, que viene a significar, transformador y gestor de los cambios.En países como Estados Unidos, Inglaterra, los países nórdicos es muy común y en España cada vez se contrata más sus servicios. El interim manager es un directivo con más de 10 años de experiencia en puestos directivos y que tiene visión global del negocio, es ágil, eficaz y con capacidad para interactuar en diversos níveles de la empresa, desde la propiedad hasta el último colaborador, pasando por todos los mandos intermedios y por supuesto con otros partners como proveedores, clientes importantes, entidades financieras, etc.

Un interim manager analiza, diagnóstica y ejecuta, y en esta última parte es la gran diferencia con respecto al consultor que en muchas ocasiones analiza, diagnostica y propone pero no implanta.Esa ejecución, esa capacidad y potestad para tomar decisiones dentro de la empresa es la que marca la diferencia.

¿En qué situaciones es conveniente contratar los servicios de un interim manager, sea empresa familiar, pyme o cualquier empresa?

-Cuando la empresa no tiene los medios económicos para contratar, incorporar y mantener de un modo fijo en la estructura a una persona de gran valor.La actuación del interim manager es durante un tiempo limitado acordado de antemano (horas al día o a la semana ó la jornada completa) hasta conseguir los objetivos deseados por la propiedad.

-Cuando surgen situaciones inesperadas, oportunidades o amenazas que el cuadro directivo no está capacitado para resolver con eficacia y que requieren ser gestionadas por un ejecutivo profesional especializado. El objetivo del interim manager es que los ejecutivos impulsen los cambios y logren las metas pactadas en el tiempo previsto.

Los objetivos pueden referirse a un amplio abanico de problemas, variando desde la continuidad de la empresa hasta procesos de cambio muy complejos. Principalmente hay cuatro áreas de actuación:

-Reestructuración de empresas: para reorganizar empresas en crisis y solucionar problemas. Se trata de situaciones clave, momentos en los que se requiere de un profesional capaz de emitir dictámenes técnicos y tomar decisiones que desde dentro son difíciles. A veces, es mejor que ciertas decisiones las tome alguien objetivo y con experiencia, una persona que hará una evaluación real y que no estará condicionado por los vínculos emocionales que se dan entre propiedad y empleados.

-Proyectos retadores: función de dirección del proyecto de inicio a fin, donde el interim manager se responsabiliza de gestionarlo de principio a fin de manera eficaz liderando su equipo hasta conseguir los objetivos marcados. Especialmente interesante resulta la figura del interim manager cuando la empresa requiere llevar a cabo proyectos de gran trascendencia para el futuro de la organización como un cambio cultural, una internacionalización, digitalización, et.

-Cubrir puestos específicos: La figura de un Director Comercial, de otro mando directivo que está de baja o incluso durante un tiempo hasta la figura del Director General, en la parte operativa del día a día.

-Apoyo y contraste para la toma de decisiones del fundador de la empresa: Muchas veces hemos escuchado “la soledad del poder”.El interim manager está al lado del fundador para incluso ayudarle a llevar la gestión de la empresa y de ese modo el fundador se dedique a lo que más le puede gustar, seguir haciendo realidad sus visiones e ideas empresariales.

Un buen interim manager provocará en la empresa familiar que participe la profesionalización que muchas se veces se trata de conseguir sólo con los miembros familiares y no se logra porque faltan conocimientos y competencias.El interim manager eficaz, con su saber hacer, desarrollará e inculcará hábitos de alto rendimiento que promoverá a todos los colaboradores para que sean más competitivos, salgan de su zona de confort, afronten sus resistencias al cambio y consigan los objetivos que buscan para la organización.

Una vez se han alcanzado los objetivos previstos, el interim manager finalizará su misión transfiriendo a su sucesor en la organización todo su conocimiento acerca del área cuya responsabilidad tenía asignada.