Blog de Carmelo Sierra

De la reflexión al resultado

Retener vs Vincular el Talento con una organización

retener-talento-1

Desde hace años no paro de escuchar “hay que retener el talento”.Pensad por un momento en el término “Retener”.No os viene a la mente una persona con las manos esposadas o una persona atada de pies y manos con la boca tapada con cinta americana.La próxima vez que escuches hay que Retener el Talento, no lo aceptes; el talento no se retiene, el talento se vincula con la organización y hay que poner en práctica diferentes acciones que lo consiguen.

Para llegar a vincular el talento con una organización antes hay que pasar por la motivación y la satisfacción del personal que tiene dicho talento

Cuando hablamos de motivación(motivo de una acción), es la cantidad de energía, ilusión y esfuerzo que una persona está dispuesta a poner en el trabajo.La motivación, en primer lugar, tiene que venir del propio colaborador.Uno tiene que venir motivado de casa.¿Qué puedes hacer para estar auto-motivado?

•Ser positivo y buscar el lado positivo¿Quieres formar parte del problema o de la solución?

•Ser objetivo: No ver solo los aspectos negativos y felicitarnos por los triunfos conseguidos

•Quererse y Aceptarse como se es

•Asumir los problemas y luchar por solucionarlos en lo que dependa de uno

•Fijarse objetivos precisos

•No exigirse al máximo continuamente: Definirse indicadores de esfuerzo

•Fijarse metas alcanzables y con realismo

•No tener miedo al fracaso: Se aprende más de los errores que de los aciertos, si los analizamos, claro está.

•No posponer y no dejar las cosas para mañana:Perseverancia

•Organizarse y Priorizar

•Disfrutar del proceso, del camino y de cada momento para llegar a la meta.

•Buscar apoyos

•Aprovechar cada oportunidad que se presente como un reto a conseguir.

•Preguntarse y recordarse el Por qué de lo que se está haciendo

•Sér consciente del ahora y mucho Sentido del Humor

Con esta situación la empresa, y principalmente el Jefe tiene ya mucho ganado para que esa motivación al menos se mantenga.Hay estadísticas que demuestran que el 70% de la gente deja su puesto de trabajo porque no aguanta a su jefe, por eso el Jefe debe ser más bien Gefe(Generador o Gestor de felicidad).¡¡qué bonito, verdad…!!¿pero es posible ser un jefe que sea gefe…? Algunas ideas:

-Pagando al colaborador lo mejor posible y que no sea el dinero su principal motivación.

-Desatando el entusiasmo, estimulando y evitando el aburrimiento, promoviendo retos en relación con las competencias que tenga el colaborador.

-Demostrando que pueden ampliar las expectativas y confiar en la gente.

-Consiguiendo que ciertas conductas adquieran significado o importancia, dando ejemplo y siendo creible.

-Invitando a la participación y dirigiendo mediante el dialogo, fomentando la comunicación.

Cuando hablamos de satisfaccion de un colaborador, ésta es la sensación de bienestar vinculada al cumplimiento de expectativas o necesidades.Por ello, cuanto más motivado y satisfacho se siente un colaborador más valor y esfuerzo aportará a la organización.Querría transformar el valor y el esfuerzo en una fórmula matemática

Valor x Esfuerzo =(Tiempo + Equipo + Foco)/(Incomodidades + Inseguridades)

Empecemos con el numerador, con los factores que el colaborador le pide a su jefe:

-Tiempo: Jefe, mi tiempo vale dinero, págame lo que merezco por mi talento y mis competencias.

-Equipo:Jefe, diseñame un entorno con un equipo comprometido que también tenga talento y complemente a lo que hago yo.

-Foco: Jefe, explicame para qué sirve lo que hago en mi trabajo, dame un foco, una visión de en dónde y cómo tengo que dedicar mis esfuerzos.

Y ahora con el denominador:

-Incomodidades:Jefe, deja de ponerme reuniones muy tarde o jornadas partidas que no me permiten concilliar mi vida personal y laboral.

-Inseguridades:Jefe, aportame seguridad y deja de dirigir bajo el miedo.Bastante incertidumbre hay en el día a día para que todavía pongas más miedos que lo unico que provocan es bloqueos y acciones reactivas. Esto no promueve la proactivdad.

Si eres jefe o conoces a alguien que lo sea, es evidente que si hacemos lo posible para que el numerador sea lo más alto posible y el denominador lo más bajo posible, todos los equipos de la organización estarán motivados, satisfechos y vinculados.En ese momento estaremos ya en disposición para pedir el compromiso de los equipos, es decir,la predisposición para dedicar un esfuerzo discrecional extra y alineado con las prioridades de la organización

Recordemos la frase de Stephen Covey: “Se puede comprar el trabajo de una persona, pero no se puede comprar su corazón. En el corazón está su lealtad y su entusiasmo. Tampoco se puede comprar su cerebro. Allí están su creatividad, su ingenio, sus recursos intelectuales”

La próxima vez que os diga alguien que gestiona personas, que gestiona recursos humanos, no le hagais caso, las personas no se gestionan, solo se pueden gestionar las actividades que realizan para que sean lo más eficaces posibles, y para conseguir esa eficacia no se consigue bajo la retención, sino bajo la vinculación.