El diseño e implantación de un Plan Estratégico

Diseno implantacion plan estrategico

La capacidad de gestionar la estrategia, es el proceso de planear, organizar, dirigir y controlar los esfuerzos de los miembros de la Empresa a través de esquemas básicos y prácticos, que permitan la suficiente flexibilidad para adaptarse o anticiparse a los eventos del entorno, con el fin de generar ventajas que le garanticen permanecer y crecer exitosamente. La planificación es previa a las otras funciones ya que es imposible organizar, gestionar y controlar con eficacia y eficiencia sin disponer de unos Planes adecuados que los informen.

Con la administración de la estrategia, el camino trazado y el cómo recorrerlo está planteado en sólidas bases edificadas con estudios apropiados del entorno y de los recursos con los cuales puede contar la Empresa. Las acciones de los directivos de la Organización no se deben dejar a la improvisación del momento para fijar rumbos o para solucionar problemas coyunturales. El esfuerzo en torno a la elaboración del Plan Estratégico se basa fundamentalmente en la participación de las personas implicadas en el ámbito de aplicación del propio Plan en torno a diferentes apartados. Sin embargo, si pensamos a nivel individual, el esfuerzo, a lo largo de todo el proceso de elaboración del Plan, debería centrarse en los siguientes aspectos:

  • Recoger información de manera efectiva,
  • Desarrollar y explorar alternativas estratégicas,
  • Pensar en las implicaciones futuras de las decisiones presentes

El esfuerzo en torno a la elaboración del Plan Estratégico nos puede ayudar a:

    • Facilitar la comunicación y participación,
    • Acomodar intereses y valores divergentes,
    • Diseñar un proceso de toma de decisiones razonable,
    • Promover una adecuada implantación de las decisiones

    La elaboración e implementación de un Plan Estratégico, puede aportar a la Empresa beneficios, como:

  1. Proporcionar una visión “estratégica“ a la hora de pensar y actuar, lo cual se traduce en:
    • Recogida sistemática de información interna y externa,
    • Prestar atención al aprendizaje de la Empresa
    • Aclarar la dirección futura de la Empresa
    • Establecer las prioridades para la acción
  2. Mejorar el proceso de toma de decisiones, puesto que centra la atención en los asuntos cruciales y en los retos a los que se enfrenta la Empresa, y ayuda a los responsables de la toma de decisiones a decidir qué deberían hacer al respecto. Por tanto, ayuda a:
    • Formular y comunicar claramente las intenciones estratégicas
    • Desarrollar una base coherente y defendible para la toma de decisiones y después coordinar las decisiones resultantes a través de los distintos niveles de la organización.
    • Ejercer la máxima discrecionalidad en aquellos asuntos que están bajo nuestro control
  3. Beneficiar a las personas de la Empresa
    • Los responsables de la toma de decisiones pueden definir más claramente sus papeles y darse cuenta de sus responsabilidades, a la vez que es probable que se intensifique el trabajo en equipo entre las personas de la Organización.

Específicamente, los asistentes conseguirán los siguientes objetivos:

  • Disponer de unas directrices prácticas para elaborar e implantar un plan estratégico
  • Aprender a definir objetivos alineados con la estrategia de la empresa
  • Entender cómo se ha de hacer el seguimiento y control del plan estratégico.
  • Identificar los indicadores de control.

Contenidos:

  1. Qué es un Plan Estratégico: Definición. Qué aporta. Quién participa
  2. Proceso para elaborar con éxito un Plan Estratégico: Diagnóstico de situación: DAFO. Diagnóstico de posición competitiva. Conocimiento del Producto/Servicios Definición de Clientes Objetivos. Identificación y definición de objetivos
  3. Selección de la estrategia: Acciones. Indicadores
  4. La importancia del Control y la planificación continua como instrumento fundamental
  5. Principales frenos y obstáculos a afrontar: Factores motivacionales a considerar.